domingo, 28 de agosto de 2011

PUNTO FINAL


Una siberiana me dijo que debería moverme pronto de escenario, tienes mucha razón querida Mariana. No quiero que esta novela se convierta en un drama, así que esta será la última entrada que escribo respecto a lo que ha pasado. Lo diré y no me guardo nada.

He visto tus ojos, y conozco su brillo en cada momento del día. Cuando ríes, cuando lloras, cuando escuchas, cuando esperas, cuando besas, cuando te sorprendas, cuando necesitas algo. He sentido también tu olor, conozco su esencia y el cómo aumentar su fragancia. He escuchado tu voz y aprendía las diferentes tonalidades en las que hablas. He recorrido con mis labios la comisura de los tuyos, y sé besarte. He sentido con mis manos tu piel, en cada abrazo y caricia, conozco su textura y como debe ser tratada. (Hasta aquí lo romántico)

Conozco muchas cosas de ti, por eso hoy te digo que nadie te besará como yo. Que nadie tocará tu cuerpo con sutileza como yo. Nadie te enamorará como yo, nunca encontraras detalles tan preciosas hechos con las manos. Nadie te sorprenderá como yo, ni encontrará los momentos precisos para hacerlos. Nadie te dará calor como el mío, no encontrarás unos brazos tan abrigadores ni un pecho tan tierno donde reposar. Nadie te tendrá tanta paciencia, ni encontrarás tanta compresión. Nadie te escuchará con atención como yo lo hice. Nadie.
(Esta parte tiene un poco de ego, pero mucha de autoestima y me quiero y me valoro lo suficiente como para ponerme yo mismo un precio. Soy único, intenta compararme si quieres, pero te aseguro que no encontrarás a nadie como a mi.)

He intentado en estos meses ponerle un punto final a esto, pero he querido antes de irme escucharte. He esperado tu final. Y como existe un 99.9% de que tu y yo nunca volvamos, hoy comprendo que no dices nada, porque a lo mejor no tienes nada que decirme.

Han pasado varios meses desde que lo nuestro acabó. Tiempo suficiente como para levantarme y volver a caminar. He superado etapas. La primera llorar a mares. La segunda torturarme yo mismo con preguntas sin respuesta. Tercero, encontrar la manera de decir todo lo que siento. Cuarto, ponerle un final a la historia. Ahora me toca la quinta etapa de este proceso, me toca moverme de lugar, y me constará mucho, pero lo haré.

He cumplido también contigo. Primero, he guiado con éxito tu corazón. Segundo, dándote algunas respuestas creo haber ayudado a que salgas de la depresión en la que te encontrabas. Eso es lo que yo he podido hacer por ti, el resto es tuyo Rous.

Y para finalizar, hace muchos años cuando estudie la poesía de Ernesto Cardenal, hubo un poema que me cautivó, y nunca pensé decírselo a alguien. Pero hoy no encuentro mejor expresión que ésta:

"Al perderte yo a ti, tú y yo hemos perdido:
yo porque tú eres lo que yo más amaba,
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de los dos, tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar a otras como te he amado a ti,
pero a ti no te amarán como te amaba yo."

Hoy esta vez, al capítulo cerrado hace unas semanas lo acompaña: LIBRO CERRADO!
Cierro el capitulo, el libro y como diría un Auto en algún expediente judicial: "Ordénese su archivo definitivo."

PD. Gracias a todos quienes con sus comentarios ha hecho posible que yo llegue hasta este punto. Infinitas gracias chicas. A todas, a todas. Gracias.

10 respuestas del ♥:

Erika Aldana dijo...

Es difícil dar por terminada una relación, pero creo que es mucho mas difícil saber reconocer y apreciar por todo lo que hemos pasado hasta llegar a ese "punto final".
Hermoso el escrito. Un beso Daniel cuidate

Nancy Michelle dijo...

El la parte que dices que es ego... Yo creo que no es así, por que cada persona es única y cuando realmente se enamora de esa persona da todo lo imposible, tanto que alguna vez no creyó posible. La entrada es perfecta y me identifico demasiado, pero que bueno tal vez es un punto final pero también es un inicio para algo que con el tiempo llegue o para vivir la vida y ya no llenarse de amarguras que alguna vez era el mas dulce elixir de amor.
Te mando un beso volador. :)

'Lenn dijo...

Es bueno que hayas podido ponerle punto final a esta historia, no debes arrepentirte de nada y acordarte lo lindo que fue mientras estuvo y que mas haya de todo lo que haya pasado en su momento fuiste feliz, por eso es mejor que te quedes con el bonito recuerdo y sepas darle fin a todo lo demas, porque no tienes porque seguir sufriendo... Mientras tanto sigue viviendo tu vida, ya llegara esa persona con la que vuelvas a enamorarte y ser feliz...
Besito Dani ♥

Anaid Sobel dijo...

Espera espera... ¿qué es eso que brilla tantísimo?
¡Ya lo se!
¡Es tu autoestima!
Tu optimismo y tu amor propio han iluminado mi Reino Gris y sonrío por ella.
Y es que sabes, tienes toda la razón, porque chicos como tú no es que abunden en este absurdo mundo, y obviamente es ella la que se pierde a este Príncipe Encantador que tenía por chico.

Lo que sobran son chicas en el mundo, y chicas que merezcan ser queridas por alguien como tú también las hay.
Lo se.


Me alegra muchísimo leerte así, en serio, mucho mucho mucho.

Espérame en Siberia dijo...

Daniel querido:
No tienes nada que agradecerme. Lo que yo te dije fue mera autocrítica porque hace unos meses estuve en tu posición y sé lo que cuesta seguir adelante después de una ruptura que deja mucho dolor y preguntas. Pero aquí seguimos: respirando, con ganas de lo que sigue (que es muchísimo), viviendo como mejor sabemos y podemos.
Siempre hay que moverse. Otra vez.

Ya ves: cuando más oscuro está el cielo es porque está a punto de amanecer.
¡Felicidades por lograr dar este paso! No te vas a arrepentir. Estoy segura.

Mucha, mucha luz y todo mi amor para ti.

¡Adelante!

Mandarina dijo...

Ánimo y adelante! Por cierto, todas las que te comentamos somos chicas?

Estefania dijo...

lo bueno es que nomas es una pagina y no el libro...cuando terminas una relación los procesos son algo pesados y muy duros de superar no obstante para ver a ese alguien especial,tienes que dejar tu pasado atras.


Carpe Diem

Marcella de Oliveira dijo...

Hola, chico! Qué ha pasado con tu blog? Me pareció muy raro que no recibiera tus actualizaciones…pero no te estaba siguiendo más! Ahora ya arreglé el problema ;)
Y bueno…tus textos siempre increíbles…y siempre me ponen a reflexionar…sé muy bien como es difícil poner puntos finales...pero lo más importante, ante todo es tener amor propio, pues solo así, podremos realmente ser felices... =)
De hecho, nosotras sí es que debemos darte las gracias...jeje =)
Besos

La chica de los sueños de cristal dijo...

Me alegro mucho de que hayas llegado a este punto, pues es el más difícil. A mí me pasaba que siempre me decidía a cerrar el libro y cuando menos lo esperaba se abría. Así que ciérralo y no solo eso, tíralo o guárdalo bastante lejos, donde los recuerdos no lleguen. Y mucha, mucha suerte. Un beso

Margie Suquilanda dijo...

Mori , cuando te lei , simplemente genial . Sigue asi!